III Foro Internacional de Restauración Ecológica

Turismo: un aliado para la Restauración de Ecosistemas

Cada año, casi mil millones de personas viajan por todo el mundo. Esto convierte al turismo en uno de los principales motores de desarrollo a nivel global. Pero, por desgracia, esta generación de riqueza, no es a coste cero para el Planeta. Las emisiones de CO2 derivadas del transporte o la afluencia de visitantes a un espacio natural son algunos ejemplos de cómo el turismo contribuye a la degradación de los ecosistemas.Esta pérdida de capital natural es especialmente perniciosa para un sector que depende directamente de los recursos naturales. La hotelería, por ejemplo, consume una gran cantidad de agua. Los operadores turísticos venden paisajes inolvidables, birdwatching o bosques mágicos en sus catálogos.  Desde esta perspectiva, el medio ambiente se convierte en un activo clave para el negocio turístico.A esto se suma un consumidor cada vez más informado, que exige al sector que sea sostenible. En este sentido, la restauración ecológica puede ser un nuevo prisma desde el que enfocar la actividad. Pero ¿y a la inversa?. ¿Puede el turismo ser un aliado para restaurar ecosistemas?

Turismo para recuperar el capital natural

La restauración ecológica convierte al turismo en una poderosa arma de desarrollo local. Vincular la actividad turística a la recuperación ambiental mejora, simultáneamente, la calidad de vida de la población  y las posibilidades de negocio de los agentes turísticos del territorio. Algunas empresas, muy conscientes de esto, se han puesto ya manos a la obra.
restauración de coral y turismo

Para la restauración de corales se emplean estructuras metálicas como estas o de hormigón, donde se implantan fragmentos de distintas especies. Foto de Wolf Hilbertz

En concreto, los resorts costeros ven en la regeneración de coral un nicho de negocio. Más allá de recuperar una barrera natural que les proteja del inminente cambio climático, restaurar este ecosistema puede ser en sí parte de la experiencia turística. Los huéspedes del hotel, en una de sus sesiones de buceo idílico, toman un pequeño fragmento de coral y lo engarzan en una estructura submarina que, con el tiempo, será un elemento natural funcional. El recuerdo permanecerá imborrable y se llevan la satisfacción de haber contribuido a arreglar (un poco) el medio ambiente. ¡Volverán seguro!Pero plantar corales no es la única opción. Otros proyectos, más complejos, implican directamente a la población local. Es el caso del proyecto llevado a cabo por Porini Ecotourism en Amboseli, Kenia. El trabajo aquí consistió en cambiar el uso que los Massai hacían del ecosistema. La regeneración de la vegetación leñosa aumentó significativamente la biodiversidad,  que ahora es un recurso clave para la comunidad. Además, se les ha cedido la gestión del negocio turístico, desarrollando sus capacidades de liderazgo, negociación y venta de actividades. La formación vinculada a la restauración de ecosistemas es indispensable para el éxito de los proyectos.
Massai, turismo y restauración de ecosistemas

Muchos grupos Massai han sido expulsados de sus tierras que se han convertido en reservas para la vida silvestre. El proyecto desarrollado en Eselenkei permite devolver la tierra a sus pobladores y hacerles partícipes de la gestión de un modelo económico compatible con la biodiversidad. Foto de Daryona.

¿Qué más puede aportar el turismo?

Hasta aquí el sector turístico se ha dejado aconsejar por científicos o sociólogos que trabajan a pie de campo. Por decirlo de alguna manera, el turismo es el "cliente" de la restauración ambiental. Pero, ¿y si las agencias, los operadores o incluso los expertos freelance se convirtiesen en proveedores?.
restauración de bosques y turismo

¿Te imaginas dormir colgado de un árbol en una zona donde se está regenerando un bosque?

Son muchos los proyectos de recuperación de ecosistemas que tras haber consumido los recursos iniciales, mueren de inanición. Todos los esfuerzos se quedan en nada, porque no hemos conseguido desarrollar un sistema económico durable en el tiempo. Sin embargo, si los propios proyectos ambientales se diseñasen desde la óptica de la operación turística, muchos podrían ser rentables. Incluso, la restauración de ecosistemas podría ser el hilo conductor para relacionar distintos sectores productivos. ¿Puede el turismo dar una segunda vida a una cantera?.Al final, todo se reduce a crear la red necesaria que permita intercambiar conocimiento. Debemos diseñar, conjuntamente, un modelo de desarrollo mejor para el planeta, para la sociedad y para los propios agentes económicos. En el III Foro Internacional de Restauración Ecológica queremos discutir sobre las posibilidades del turismo como un aliado en la restauración de ecosistemas.¡Reserva tu entrada ya y no te pierdas esta sesión! Imagen destacada de Loren Kerns