Actualidad

Restaurador de Ecosistemas: un perfil en auge con la nueva Ley de Evaluación ambiental

Conversación típica en el día a día de Creando Redes.
- Oye pero... entonces ¿tú qué eres?
-Soy Restaurador de Ecosistemas
-Ah... y ¿qué haces exactamente?



...


Todos los que trabajamos en medio ambiente sabemos que la legislación abre y cierra oportunidades de trabajo constantemente. Justo ahora se está modificando la Ley 21/2013 de Evaluación Ambiental, y creemos que es un buen momento para poner en valor al Restaurador de Ecosistemas.


¿Desde cuándo hay restauradores de ecosistemas?


Como sabéis, la restauración de ecosistemas con enfoque ecológico (o Restauración Ecológica) es una actividad joven especialmente en España. A dia de hoy, la restauración está dispersa en los grados de biología y ciencias ambientales. La formación oficial en este campo en España la componen algunos posgrados en Madrid, Alicante o Barcelona y nuestra formación online, que es la única avalada por una Universidad. Las generaciones de restauradores de ecosistemas en nuestro país, todavía se cuentan con los dedos de las manos. La realidad es que muchos con los que compartimos clase, hoy ni siquiera se dedican a esto.

Sin embargo,  somos profesionales sobradamente preparados y con un papel determinante en la evaluación ambiental. Si revisamos el origen de las medidas correctoras y compensatorias que se emplean en obra en nuestro país, nos encontramos que la gran mayoría derivan de enfoques agronómicos y forestales que empezaron a aplicarse en el norte de Europa. Era de esperar, si tenemos en cuenta que estas escuelas de ingeniería surgieron antes de que los biólogos, ecológos y ambientólogos pudiésemos asomar la cabeza. No obstante, algunas medidas de corrección y compensación de impacto han resultado ser poco eficientes. Además, la nueva conciencia ambiental de la sociedad demanda nuevas formas de explotar los recursos naturales. Sobre todo, nuevas formas de recuperar los daños.




Restauración Ecológica Holística y Restauración del Capital Natural - James Aronson from Creando Redes on Vimeo.

En este sentido, los restauradores de ecosistemas tenemos mucho que aportar. Nuestro conocimiento sobre los ecosistemas naturales nos permite proponer soluciones para recuperar la funcionalidad de los mismos. En otras ocasiones ya hemos hablado de que esta funcionalidad es la base de los servicios ecosistémicos y del capital natural. Cuantificar el capital natural que hoy en día atrae tanto el interés de empresas y Gobiernos, es el primer paso para una evaluación ambiental en condiciones. Si no sabemos lo que tenemos ¿cómo vamos a saber qué tenemos que reponer?. Además nuestro conocimiento ecológico nos permitiría abordar ese agujero negro de la Ley actual que incluye " identificar los procesos e interacciones ecológicas clave". A día de hoy pocos estudios de impacto ambiental incluyen esta parte obligatoria, sólo porque no saben cómo hacerlo.

 

¿Qué hace un restaurador de ecosistemas?



Un restaurador de ecosistemas tiene una visión amplia de la complejidad de los ecosistemas. Esto nos permite poder identificar efectos acumulativos o en cascada, que una actividad pueda tener en un territorio. La evaluación del impacto potencial se completa, además, con la inclusión de otro tipo de indicadores que no son sólo ecológicos. Así, alineamos la evaluación ambiental con todas las dimensiones del capital natural. ¡Cuantificar el impacto ambiental potencial no es moco de pavo!. Esta es una de nuestras aportaciones estrella, que además se ven beneficiadas por la nueva Ley. En el Anteproyecto se recoge explícitamente que es necesario "cuantificar los efectos significativos"

Si seguimos avanzando en el proceso de evaluación ambiental,  llegamos a las medidas de evitación, corrección y compensación. En nuestro caso, saber "cómo funcionan las cosas" ayuda también a "evitar que se rompan". Con esto quiero decir que tenemos capacidad de diseñar medidas de mitigación que incluyan la propia dinámica del ecosistema. Del mismo modo, metemos este componente de cambio en las medidas de corrección. ¡Los restauradores de ecosistemas diseñamos acciones de restauración pensando en que el cambio climático existe!. Podemos, incluso, proponer la restauración de ecosistemas como una medida de adaptación.

restauradores de ecosistemas

La restauración de humedales es una herramienta útil de adaptación al cambio climático. Foto U. S. Fish and Wildlife Service - Northeast Region



La nueva Ley habla de que las medidas compensatorias "consistirán, siempre que sea posible, en acciones de restauración". Esto nos abre una nueva oportunidad de trabajo. Hasta ahora, las medidas compensatorias poco tenían que ver con corregir los impactos residuales. Podías construir un parque o un aparcamiento y ya te ponían el sello. El hecho de que la compensación esté vinculada también a la restauración, permite recuperar medidas que parecen haberse quedado en un cajón como la promoción de bancos de hábitat. De este modo las medidas compensatorias generarían una rentabilidad que retroalimentaria el sistema, promoviendo la conservación de los valores naturales.

Darle coherencia a la evaluación ambiental es algo primordial y necesario. Si como restauradores podemos contribuir a que eso ocurra ¡será fantástico!. Sólo vinculando el capital natural con cómo dependen de él el sector público y privado, y con qué pueden hacer para recuperarlo, conseguiremos que  la restauración de ecosistemas sea considerada como algo importante. Como una inversión y no como un gasto.


¿Y ahora? ¿Te animas a ser restaurador de ecosistemas?


Foto destacada Darren Smith