No hay lugar para la economía en un planeta degradado

 In Actualidad, Capital natural, Restauración ecológica

Esta es la frase de Eva Zabey, Directora ejecutiva de la plataforma Business for Nature, que resume el espíritu del último Business and Nature Summit. El evento que tuvo lugar en Madrid, reunió entre sus más de 300 asistentes a representantes de la Comisión Europea, de distintas iniciativas orientadas a la valoración del capital natural y a empresas que están trabajando duro  por incluir el capital natural en su modelo de toma de decisiones.

Como siempre las velocidades a las que trabajan todas estar organizaciones es variado, pero nos sorprendió gratamente que tanto Thomas Verheye como Daniel Calleja, de la Comisión Europea, apuntaran al papel del sector privado y a la valoración del capital natural como claves para la transición hacia un desarrollo sostenible.

Entre las múltiples charlas y sesiones pudimos ponernos al día sobre cómo se está incorporando la biodiversidad en las organizaciones. En concreto, nos llamó la atención el caso de Asn Bank, una entidad financiera holandesa que ha analizado la huella de biodiversidad de su porfolio de inversión. La metodología de Asn se basa en modelos de jerarquía de mitigación a partir de los cuales pre clasifican sus inversiones, teniendo en cuenta impacto positivo que tienen sobre la biodiversidad.

Lo que verdaderamente sorprende es que las instalaciones de energía verde tengan un efecto positivo cuando es bien conocido el gran impacto negativo que los molinos de viento tienen sobre las aves. ¿Cuál es entonces el motivo de este resultado de Asn? Pues que como muchas otras iniciativas calculan la huella de biodiversidad a partir de huellas ambientales convencionales como la huella de carbono. El argumentario está un poco cogido con pinzas pero es un primer paso.

Ahora bien, está claro que medir el impacto directo sobre la biodiversidad y los servicios ecosistémicos es el siguiente paso. Solo teniendo una visión integrada de los impactos que las actividades económicas tienen sobre el capital natural, podremos asegurar una reducción de la degradación de los ecosistemas. En este sentido, desde Creando Redes tuvimos la oportunidad de presentar el proyecto que hemos desarrollado con Ferrovial y que forma parte de una visión estratégica de cómo integrar el capital natural en las empresas.

Además de la buena acogida que tuvo nuestra idea, la aparición de fondos de inversión específicos para la financiación de proyectos de Restauración Ecológica o el despunte de iniciativas de inversión responsable (ESG) nos indican que estamos en el buen camino. La aparición de marcos normativos ambiciosos en valoración del capital natural, la tracción generada por el sector financiero y la aparición de herramientas tecnológicas orientadas a la medición del capital natural son el caldo de cultivo para un desarrollo sostenible y próspero.

También te puede interesar …

¿Qué es y por qué medir la deuda neta de capital natural?

Los ratings de inversión, el sector financiero o los consejos de administración de las emoresas evalúan el riesgo de las compañías y los proyectos en términos económicos. Sin embargo, el desempeño ambiental tiene cada vez más peso en la evaluación de riegos de las inversiones. (Ver noticia completa)

¿Conoces nuestros cursos online?

Aprende a restaurar minas, bosques, carreteras, ríos y humedales y ciudades con nosotros ...

Recommended Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search